Una cuenta falsa de British Petroleum en Twitter tiene más actividad que la oficial en plena crisis del vertido

La historia la cuenta Advertising Age y tiene su interés. Resulta que hace tan solo una semana se abrió una cuenta en Twitter con el nombre de @bpglobalpr, supuestamente representando a British Petroleum (BP). En pocos días logró cerca de 13.000 seguidores, mientras que la que sí es la cuenta oficial de la multinacional petrolera @BP_America sólo alcanza unos 5.000. El origen de la aparición de la cuenta no original es el vertido de crudo producido fechas atrás por un barco de la BP en el golfo de México, cerca de EEUU. A través de la cuenta que suplantaba la identidad de la multinacional se han lanzado twetts con humor del estilo de: 'estamos preocupados por el efecto que tendrá el desastre en la operación bikini'.

A raíz de mensajes como ése o incluso el primero lanzado ( 'admitimos sentidamente que algo ha pasado en la costa. Y vendrá más') la cuestión es que se ha generado todo un movimiento en el que hay personas que no se dan cuenta que es una broma y que participan como si, de verdad, se tratara de la cuenta oficial de BP. Conclusión: la BP está perdiendo la gestión de Twitter. Lo más revelador de lo que suele importar a algunas empresas el social media,  es que un portavoz de la compañía ha declarado a Advertising Age que no están "preocupados por el tema (lo que está ocurriendo en Twitter) sino en solventar el desastre ecológico". Realmente parece sorprendente que un portavoz de la BP no asuma la trascendencia que puede llegar a tener un hecho así. Está bien que exprese cual es la prioridad número uno de la multinacional ( arreglar la marea negra) pero eso no debería impedir gestionar el 'frente' de Twitter.

Según las normas de uso de Twitter, informa  Advertising Age, cabe la posibilidad de que se lancen cuentas con los nombres de empresas o marcas para efectuar una parodia, pero dejando claro esa perspectiva en la bio, cosa que no ha hecho en esta ocasión la cuenta falsa de BP, razón por la que la multinacional podría incluso pedir su anulación.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: