Tres pasos inevitables para que una empresa abrace la cultura del social media

Creo firmemente que las empresas, la inmensa mayoría de ellas, están todavía en una fase de una mayor o menor expectación, que puede incluso ser de nula afección, respecto al uso de los medios participativos o social media. En el caso de las que hayan dado algún paso, lo más normal es que piensen que estas herramientas de comunicación, como los blogs, redes sociales, microblogging o wikis…, realmente no van a influir en el core business, sino que más bien están ahí como una concesión a la moda. Sea como fuere, si revisamos los últimos cinco años y hacemos una proyección para los próximos diez, creo que podrían darse por buenos estos tres pasos que marcan las fases de cómo está siendo y cómo será la involucración empresarial a este nuevo entorno:

  1. El social media está ahí. Realmente esta es la primera fase que llega después de una anterior caracterizada por una falta total de comprensión del fenómeno. Pero cuando la empresa se da por aludida, es el momento en el que los rectores de la compañía, promovidos por los departamentos de Comunicación habitualmente, llegan a la conclusión de algo así como, 'está bien, los medios participativos están por ahí, pero a mi no me afectan. Es cosa de jóvenes". Esta podría ser la etapa que hemos podido vivir en los últimos cinco años.
  2. A partir de ahora, poco a poco las compañías empiezan a usar algunas de las herramientas participativas o a considerar seriamente que hay que empezar a usarlas porque están persuadidos de que algo tienen los blogs y demás. Esta fase es determinante en el sentido de que las organizaciones empiezan a tener experiencias o a comprobar como otras las han tenido. Y me refiero, más que nada, a casos críticos en los que se ha vivido alguna conmoción por la extensión de noticias negativas respecto a una marca o marcas.
  3. El tercer paso es el normal y en el que en la actualidad se sitúan muy pocas empresas a nivel mundial. Se trata de conocer la forma en la que los medios participativos, más que meras plataformas de comunicación, se transforman en instrumentos que coadyuven en la búsqueda de la rentabilidad de las empresas. Es el período en el que empieza a tener sentido la Empresa 2.0, que realmente supone un cambio de modelo en el que la gestión es cada vez más participativa y con mayor involucración de las personas.

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: