El blogger es el exponente más claro de una sociedad que cada vez valora y necesita más la comunicación

El blogger y el usuario en general de cualquier social media en la medida que generadores y usuarios de contenidos, son los exponentes más preclaros que nos demuestran que en nuestra sociedad el valor de la comunicación está decididamente en alza. En mi libro 'El auge de la Comunicación Corporativa', (de momento el único que he escrito, y sólo en edición online y gratuita), mantengo la tesis de que la comunicación es un valor que se asimila como implícito al ser humano y del que nos damos cuenta sólo si no funciona. Lo típico de "esto no va bien porque falla la comunicación".

Sin embargo, el nuevo entorno en el que nos encontramos con el social media como protagonista, hace que, como exponente más evidente, podamos comprobar como el blogger nos demuestra a cada instante el papel cada vez más relevante que adquiere la comunicación.  Y cuando hablamos del blogger lo hacemos en un sentido genérico en el que debemos incluir por supuesto a los generadores y usuarios de contenidos en las redes sociales o microblogging. El hecho relevante es que el blogger, como exponente del ciudadano de a pie, logra poner en circulación mensajes que paulatinamente van logrando más penetración e influencia. Y eso es muy importante puesto que esa capacidad de difundir ha estado hasta este momento histórico solamente vedada para los que podían acceder a los medios de comunicación.

Los aparatos que la tecnología nos ha venido facilitando a las personas ( pensemos en el teléfono, el fax, el cable, el telegrama…) han estado siempre en la esfera de lo privado, mientras que las actuales herramientas nos permiten tener trascendencia pública. Esto es una diferencia importantísima, muy importante. De tal manera resulta relevante que la proyección social de un blogger en concreto genera impactos en determinados asuntos que hasta nuestros días sólo estaban limitados a políticos, empresarios y periodistas por resumir; la gente importante digamos, y todo gracias a su uso exclusivo de los tradicionales medios de comunicación.

La extensión del social media, su penetración e influencia nos sitúa también en un panorama en el que queda claro que, para las personas de a pie, si hasta la fecha bastaba con comer, relacionarse, procrear, trabajar, etc, ahora hay que sumarle la acción de comunicar a través de las herramientas del social media. Esta nueva posibilidad que se nos añade al catálogo humano, podría, como de hecho ocurre ahora hasta cierto punto, tener un sesgo de obligación. Así que, ¿es obligado comunicar mediante blogs, redes, microblogging etc? Pues verdaderamente no. Pero ¿es obligado hablar por teléfono?, podríamos plantearnos. En principio no lo es, pero si no lo haces te autoexcluirías… En esta línea, la evolución de los acontecimientos nos dicen con claridad meridiana que quien no participe en una red o cualquiera de estas plataformas, será como quien hace 20 años prefiriera la máquina de escribir al ordenador y se negara a cambiar. Por poder hacer un planteamiento de futuro, es como si el blog o tu página en cualquier sitio de internet funcionara como tu plataforma a través de la que realizar todas las acciones y gestiones que necesitas comunicar en tu vida diaria.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: