Cameron y Clegg trabajaron como comunicadores antes de lanzarse a la política

Clegg_cameron

Las recientes elecciones de Reino Unido arrojaron un resultado extraño para el sistema electoral británico, pues no hubo un ganador por mayoría absoluta. Las negociaciones, aún abiertas, podrían dar dos posibles gobiernos de coalición, como es de sobra conocido: o conservadores con liberales demócratas o laboristas con liberales demócratas. Las horas y los días dirán. Pero independientemente de estos avatares postelectorales, lo curioso para mi y para este blog que trata habitualmente sobre temas de Comunicación, Social Media…, es que los dos candidatos más jóvenes, David Cameron por los conservadores y Nick Clegg por los liberales coinciden en algo en sus currículums: ambos trabajaron en el sector de la Comunicación.

De hecho, y antes de lanzarse cada uno por su lado a la arena política,  Cameron estuvo en una empresa de Public Relations (Carlton Communications) y Clegg colaboró en The Guardian como periodista. Creo que este hecho no es como pasarlo por alto y, además, no considero que sea anecdótico sino que más bien es exponente de una tendencia. Me explico, no pienso que a partir de ahora se pueda entender que todos los líderes políticos, o muchos de ellos, tengan que ser comunicadores antes de dedicarse a la política. Lo que creo es que la Comunicación tiene más presencia en todos los sectores profesionales y, además, los comunicadores progresivamente ostentarán cada vez más puestos de responsabilidad en gestión.

Las empresas deben también evolucionar en esta vía, como he comentado a veces. Han de saber de Comunicación para gestionar su día a día dada la explosión del social media. Esto es así porque poseer la habilidad de saber comunicar ( más allá de la capacidad de expresarse en público) es un activo determinante para la proyección y mantenimiento de cualquier marca. Mark Hanson, de la empresa de Comunicación Wolfstar, en Inglaterra, ha tenido la amabilidad de valorar el hecho para este blog. Dice Mark:

“Tener un background en Comunicación hace más fácil entender que lo que ‘tu dices’ no es tan importante como lo que ‘la gente oye’. Eso significa tener una fina apreciación de lo que tu audiencia quiere, así como dónde y cómo es apropiado hablar con ella. Hasta ahora ambos, Clegg y Cameron, son buenos en televisión y trabajan muy duro para aparecer normales, ‘justo como tú’. Aparecer ante los votantes ‘igual que tú’ es determinante pues logra que no se entre demasiado a analizar lo que son las propuestas políticas, teniendo más bien reacciones emocionales. Si alguien logra convencerte de que entiende tus peticiones, luego te sentirás bien votándolo lo que significa que cualquier revisión de su política se hace en este contexto”

Esta claro pues que la política es un juego de percepciones. Vale más en ese sentido lo que la gente recibe sobre algo que lo que realmente ese algo es. En ese juego los sentimientos son extremadamente importantes y las personas como Clegg y Cameron que se ha ganado en algún momento la vida trabajando en estos asuntos de una manera directa o indirecta, lo entienden mucho mejor. A ello hay que unir, efectivamente, las reglas del juego del resto de este negocio: los tiempos de los medios, la irrupción del social media, el papel de los periodistas, de las empresas informativas, de los nuevos lideres de opinión…

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: