Experimentar la web social en un universo cerrado, una garantía para las empresas tradicionales

Cerrado

Un mundo cerrado para mi es una manera interesante de aprender a involucrarse en el uso de los medios participativos. De eso habla este post de Social Business. ¿Es esto bueno o malo? Pues aquí nunca se pueden dar consejos infalibles porque, al fin y al cabo, estamos en un contexto de cambio con dudas y certidumbres. Sin embargo, como medida transitoria, me parece adecuado realizar una serie de averiguaciones, primero en casa como aquel que dice, y luego lanzarse al exterior.

Existen muchas herramientas para recrear internamente un entorno de colaboración que tengan como referencia las plataformas de la web social, aunque no sean exactamente igual. Entraríamos en el entorno de la Comunicación Interna, para la que considero el microblogging es su gran baza. Personalmente he experimentado una iniciativa de estas características y realmente se concibe una especie de microclima en el que los componentes de una organización se van familizarizando con herramientas como los wikis, blogs, etc, siempre teniendo el microblogging como base principal de interacción. Este tipo de entornos cerrados persiguen una mayor coordinación y eficiencia mediante el uso de tecnologías de bajo coste. Son especialmente estimulantes para los entornos creativos, innovadores para la resolución de problemas en equipo y desarrollo de proyectos.

Sin embargo, lo que no se puede hacer es concebir este entorno de colaboración como un coto cerrado por los siglos de los siglos, o por lo menos no en su totalidad. Está claro que las intranets deben funcionar ( y eso es siempre para los ámbitos internos de las organizaciones) aunque la empresa no puede aislarse del exterior ya que el sentido de cualquier actividad empresarial se halla en el mercado o en la sociedad. Por eso, las compañías tienen que asumir también la trascendencia que supone para ellas la adopción de las herramientas de la web social, algo que es especialmente determinante a corto plazo para los departamentos de Marketing y Comunicación.

Asi las cosas, considero un ejercicio interesante para las empresas tradicionales, estimular primero los nuevos usos de los medios participativos dentro de casa, con la vocación de experimentar después de un proceso lógico de estudio y evaluación lo que significaría posteriormente el ensayo hacia afuera. Tampoco me parece mal el proceso contrario, es decir empezar desde fuera y luego probar dentro. Realmente las posibilidades pueden ser varias, es cuestión de avanzar.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.