El lector de periódicos dispuesto a pagar en internet es el más comodón que lo quiere todo en un sitio

En una conversación interesante este puente de Semana Santa respecto a internet, los periódicos de papel y las ediciones digitales de pago o no pago, llegué a la conclusión que el perfil de lector dispuesto a desembolsar dinero por la lectura de su periódico en internet es aquel de más de 40 años que no quiere demasiadas complicaciones a la hora de informarse a través de la red.

Sería el caso de la persona que cambiaría el ritual de acudir al kiosco por el de ingresar en una url. Respondería al perfil de persona no muy habituada a internet con conocimientos muy básicos de la red que no quiere 'complicaciones'. Realmente este lector es aquél que lo que pretendería es, llegado el momento, dejar de lado el papel y pasarse definitivamente a internet con el mismo esquema de lector, es decir: tengo un sitio en el que, sin más dificultades, dispongo de toda la información que deseo y necesito, de acuerdo con mi visión de la cosas y evitando tener que buscar de aquí para allá por la red. Y por eso estoy dispuesto a pagar.

Obviamente existe una primera disyuntiva para este lector: dejar el papel o no. A este respecto es completamente consciente que la involucración con internet es inevitable, antes o después. Poco a poco va entendiendo las ventajas de que por internet, por ejemplo, la información se actualiza mientras que en el papel no, por ejemplo, y así una serie de mejoras.

En el proceso actual de prensa de pago en papel y mi mismo periódico gratis en internet, va alternando ambas plataformas.Cuando llegue la hora de pagar también en la versión digital, llevaría mejor el paso a las versiones on line si tuviera un formato sustitutivo del papel, que sería el IPad. Es algo parecido a como estos mismos lectores, de poder adquisitivo medio alto, van acercándose al e-reader para leer libros.

La cosa es bastante más complicada para los lectores de menos de 35 años, aquellos que se han criado con el papel como niños, pero que se han zambullido e internet desde el principio y están habituados 'al todo gratis', incluida la prensa. Aquí la cosa es más complicada para las empresas periodísticas que quieren hacer negocio, lícito, con sus ediciones digitales, todo ello cuando se confirma ( creo yo) que la publicidad no va a poder financiar las ediciones en la red, lo que permitiría que éstas fueran gratuitas. Digo yo…

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: