Desarrollar la intuición es decisivo para sacar partido a la web social

El mundo se enreda y desenreda por los vericuetos de los cientos de canales y lugares donde la gente a millones se comunica. Los contenidos crecen como la espuma. El propósito de mantener una cierta disciplina para estar al día de lo que ocurre salta por los aires porque se trata de una tarea imposible. Hay que elegir a cada décima de segundo. La red de las personas crece más y más. Cada vez más ejerce su influencia. Es imparable. La televisión, los periódicos, la radio, lo de siempre que ha sido, se rinde a los pies de las legiones de personas que se convierten en comunicadores y aprenden a moverse con presteza por infinitos lugares. Es lo más cercano que tenemos al don de la ubicuidad divino. Publico algo y estoy aquí, allá y más lejos aún. Me ven muchos, desde muchos sitios, en tiempo real, con diferentes husos horarios, o quizás mañana o dentro de un año. Presente, pasado y futuro se unen en una misma línea de tiempo y espacio

El pulso de la vida está en internet.Vale que se requiere conocimientos técnicos y por supuesto dedicarles horas y horas, pues al fin y al cabo estar en la vida real deja progresivamente de tener sentido sino estás en la digital. Quien haga parte de su negocio con la red, que cada vez es algo más común para todos los mortales, tiene que ver cómo evoluciona su intuición. Hay que saber husmear como el perro y tener las orejas puntiagudas como el lince. Tener la mente perfectamente incrustada en la red, siendo un apéndice más de ésta para detectar por dónde se produce el movimiento más decisivo que será clave para promover tu marca, acercarla a la gente y permitir que se suba en la cresta de la ola que favorecerá los resultados del negocio. Intuición. Sí intuición. Descúbrela. Reconócela. Mímala. Úsala.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: