La pesada responsabilidad del community manager en el futuro del social media

Pesadez

Está claro que las empresas, más o menos tradicionales, han aceptado de manera más o menos consensuada la inclusión del community manager como la figura que les va a servir para aclararse en esto del social media. Sin duda es un paso adelante pero, como decía ayer, es insuficiente e ineficiente cuando de forma más y más palpable se constata que 'el bacalao se está cortando en internet y sus nuevas plataformas participativas'.

Estoy de acuerdo con que las cosas se tienen que hacer con sentido común, como señala David Armano, y asumiendo determinados plazos que en una situación de laboratorio uno reduciría inmediatamente, pues la cosa no deja de tener su envergadura. Es tal la complejidad, que me gusta la perspectiva que señalan en O´Reilly Radar, según la cual, las estructuras arquitéctónicas dicen mucho del sentido en el que fluye la información y se organiza el trabajo. Pensemos enla diferencia entre los pesados edificios burocráticos de los años 50 y las oficinas de las empresas tecnlógicas de este comienzo del siglo XXI.

El cambio de paradigma es complejo y lleva su tiempo, pero si hay algo claro en este sector de internet y las nuevas tecnologías es que los tiempos se agilizan mucho y que la flexibilidad de las herramientas exigen respuestas inmediatas. Es por lo que, quien primero tome en la empresa medidas de inversión respecto al manejo del mercado en esta era de la web social, o de la gestión del conocimiento, obtendrá antes resultados. La capacidad de adaptación es una de las capacidades de las que las empresas tienen que hacer gala, siempre.

Pero regresemos al community manager que, a nuestros efectos más cercanos ( y me refiero en España) tiene que jugar el papel de 'ser el primero' y lograr eso que se dice de 'hacerse insustituible'. De esta manera hará un gran servicio, no sólo a su empresa y, sino que también lo realizará para esta sociedad que evoluciona hacia un nuevo escenario. En resumidas cuentas, una pesada responsabilidad, pero en dirección hacia una meta imprescindible.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: