La empresa tradicional hace negocios sobre presunciones, el social media con datos

No sé como hasta la fecha las empresas han podido, y pueden de hecho todavía, hacer negocios sin tener la posibilidad de tener un contacto fluido y constante con componentes de su mercado, que es lo que desde hace muy poco les facilita el social media. Y es que, ahora que lo reflexiono, resulta casi milagroso pues lo más normal en el más común modus operandi de las compañías es tomar decisiones respecto al producto, las ventas, etc desde la mera observación, todo lo más con algunos estudios de mercado que al cabo de unos meses se quedan obsoletos.

 

Realmente los profesionales de las empresas realizan un ejercicio parecido a la especulación sobre una serie de presunciones que, remotamente, están conectados con un limitado conjunto de hechos o informaciones que proceden de sus consumidores y mercado. Salvo escasas excepciones, como Zara y otras marcas del grupo Inditex, que reúnen datos de gran interés sobre la evolución de las ventas en tiendas, día a día, y con ellos la empresa gallega elabora nuevos catálogos; salvo casos como éste, digo, que está bien documentados, en el resto, las tomas de decisiones diarias ( quizás menos las estratégicas) se hacen por métodos muy poco científicos.

 

Por contra, el hecho de que gracias al social media, las empresas estén en contacto permanente con las personas en los mercados, hace que las decisiones estén avaladas con datos y referencias reales. Es como si las compañías tienen a su alcance un permanente estudio de mercado, utilizando una nomenclatura tradicional. Pero es algo más allá de eso, puesto que las empresas no solamente pueden mantener y prodigar las relaciones con las personas para cuestiones comerciales exclusivamente. Realmente, cualquier apartado de la empresa puede tener contacto con el entorno y, a buen seguro, que obtendría referencias de interés.

 

Las empresas gracias a los medios participativos, además, pueden efectuar análisis sobre la base de datos estadísticos diarios. Es una de las ventajas añadidas de este tipo de herramientas. Internet ha traído consigo desde el minuto uno la posibilidad de acompañar ideas con estadísticas, algo que se va consolidando y sofisticando. Así las cosas, las empresas tienen que elegir entre mantener un sistema de operar basado en las presunciones de cómo creen que los clientes van a responder, o poner en marcha un sistema que favorece la obtención de datos permanentemente.

3 Comments
  • vasilito
    Marzo 29, 2010

    MUY BUENA 😉 ME GUSTA!!adversiment.com dozual.com empresarialchetumal.com empresarialmexico.com

  • Davidhachette
    Marzo 30, 2010

    Interesante reflexión. Gracias por compartirla.

  • Benito Castro
    Marzo 30, 2010

    Gracias @vasilito; @davidhachette.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: