Gestionar es saber comunicar. Y quien no lo vea se equivoca

Gestionar

Esta idea es para mi troncal en mi percepción de lo que significa el hecho de comunicar puesto en relación con el mundo de la empresa y de los negocios. Da igual que hablemos de la forma de hacer negocio de toda la vida o del nuevo paradigma que vienen a plantear los medios participativos o social media. No importa.

Lo que ocurre fundamentalmente es que si quieres gestionar un negocio, siempre y en toda ocasión, es imprescindible que tus operaciones surtan efecto y para ello tienen que estar bien comunicadas. Si la gente de ventas no se entera de cuáles son los intereses de la dirección general, quizás no vendan de la manera que se tendría que vender ( cuestión de prioridades en el portfolio de productos, descuentos, promociones…). Y tampoco la cosa iría muy bien si no hay una comunicación adecuada para que los recursos humanos de una compañía conozcan los objetivos de la misma. Es pura lógica.

El hecho auténticamente 'revolucionario' viene de la mano de la aparición de los social media, o medios participativos. Estas plataformas ( los blogs, las redes sociales, podcastings, b2b, wikis…) son utensilios concebidos, creados y aplicados por y para la comunicación. Esta circunstancia histórica, aunque no esté bien definida todavía, y por supuesto no aplicada en proporciones suficientemente extendidas, nos viene a ratificar en el hecho primero, en la idea fundamental que quiere trasladar este post: gestionar es saber comunicar, y quien no lo vea se equivoca.

Si nos paramos un momento, la tendencia permanente es que las empresas han ido poco a poco aceptando el juego de la comunicación de forma remisa, hasta que – llegado el momento- será una cuestión tan inevitable como contar con un almacen, unas oficinas o puntos de venta. Y ese momento ha empezado ya, y lo ha hecho en el  momento en el que los negocios se ven involucrados en un entorno en el que las personas cuentan cada día con más posibilidades para expresarse y adquirir difusión, el fenómeno 2.0.

Esta realidad es la que empuja para que las empresas no puedan vivir al margen. Y eso significa no solamente que tarde más o menos las compañías tengan que usar los blogs y demás, como en su día hicieron con las webs o el correo electrónico, sino que a través del uso de estas nuevas herramientas se caerá en la cuenta de un hecho obvio, de toda la vida, que para gestionar hay que comunicar, algo que parece más que evidente, pero que nunca se ha priorizado. Ahora ya será imposible no hacerlo.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: