El futuro de los comunicadores está en las empresas 2.0

La visión de este conjunto de transparencias de Altimeter, la nueva empresa de Charlene Li (www.charleneli.com/), me han hecho ver la luz, que (je, je) yo ya intuía al final del túnel (:->). No obstante, las transparencias que podéis revisar ( las aconsejo) no dicen en ningún momento algo que yo si afirmo: “El futuro de los comunicadores está en las empresas 2.0”.

La afirmación se basa en una serie de argumentos encadenados que parten de uno principal: las empresas van progresivamente incorporando las herramientas de participación 2.0. Básicamente estas herramientas son instrumentos de comunicación, lo cual quiere decir que los negocios se sostienen sobre una base de comunicación. Siempre ha sido así, pero ahora es mucho más evidente. Nadie lo podrá negar. Así, sin comunicación ( sin que se enteren de lo que yo soy y hago como empresa) no hay negocio. Lo que ocurre es que cambian las herramientas de comunicacion ( adiós a los mensajes en una sola vía, hola a la comunicación en dos direcciones, o en grupo, propia de la web 2.0) y cambia también la estrategia de la comunicación.

Los comunicadores tienen dos opciones: esperar que otros profesionales a través del uso de herramientas de comunicación, terminen aprendiéndolas, y adquieran un lógico protagonismo (cuidado, que no lo rechazo. Está bien). Esto por un lado. O por otro, ‘ponerse las pilas’ y aplicar los conocimientos de comunicación a través de los nuevos instrumentos.

Los comunicadores cuentan a su favor, efectivamente, con que saben de comunicación a priori y que, lo que tienen que acometer ahora, es la aplicación de sus conocimientos en un nuevo entorno con nuevos sistemas de comunicación. Este panorama nos coloca un paso más allá de la simple elaboración de notas de prensa, y no porque eso sea poco, tienen un enorme valor y llevo años escribiéndolas.

El nuevo objetivo, la nueva razón de ser del comunicador es la empresa 2.0, es decir, aquella en la que se utilizan los medios participativos, un paradigma en fase de iniciación, que tiene como fin lógico alcanzar los objetivos de beneficio propio de las compañías.

El marco que se constituye nos lleva a concebir un tipo de empresa, la empresa 2.0, que sustentará cada vez más su actividad de negocio sobre la base de sistemas 2.0, concebidos para la participación. En ese contexto, comunicar será un factor crítico, tanto hacia dentro de la organización, como hacia afuera. ¿Nos suena? De esta manera el comunicador será comunicador corporativo, pues su visión será más global, mientras que la del relaciones públicas será cada vez más propia de la órbita externa, y por lo tanto vinculada más hacia el área del marketing, que obviamente también sufrirá modificaciones aunque nunca abandonará la vertiente externa de las ventas. (De este aspecto quiero escribir en otro momento).

El comunicador corporativo en la empresa 2.0 se centrará en el negocio, y el negocio se dilucida en todas las áreas de la organización. La claves de su papel estará en estar al tanto de los procesos comunicativos innovadores que se van a establecer a través de los canales participativos y saber cómo procesarlos para dirigirlos hacia la obtención de resultados positivos.

Me gustaría rematar el post con una frase genial, pero sólo se me ocurre decir que estamos en un momento cumbre para los comunicadores. No nos despistemos, pues hay que estar en lo que hay que estar.

5 Comments
  • Rosa
    Septiembre 14, 2009

    Estoy completamente deacuerdo con tu reflexión… Los comunicadores corporativos y las empresas tienen que adaptarse a los nuevos canales. Es lo que he llamado en mi blog, Darwinismo 2.0. Un saludo.

  • esthernet
    Septiembre 14, 2009

    Comparto plenamente tu reflexión, pero sobre todo cuando indicas que estamos en un momento cumbre en el que los comunicadores no debemos despistarnos. Cuanta razón.Un saludo.

  • Lolo
    Octubre 2, 2009

    Y a estas alturas es obvio que la mayor parte de comunicadores y periodistas está en el lado en que se generan las noticias, es decir en las corporaciones (empresas, instituciones, NGOs, etc etc). Los pocos que están en los medios se limitan a repetir la mayoria con literalidad, la información generada en las organizaciones, incluyendo Estado. Si alguien tiene una estadística al respecto por favor venga que la necesito para una monografía.

  • Benito Castro
    Octubre 2, 2009

    Pero hay un salto más Lolo. No sólo es trabajar como periodista o comunicador en una organización para elaborar noticias. Significa dar un salto cualitativo y trabajar en la gestión de la comunicación, en las empresas, para colaborar en el ámbito de la gestión empresarial, pues ésta está cambiando dado que, cada vez más, las herramientas de comunicación se usan más en las empresas y eso conlleva la necesidad de contar con gente que sepa utilizarlas ( los comunicadores) pero enfocadas como herramientas de gestión para alcanzar unos resultados económicamente favorables.

  • Florencia
    Noviembre 1, 2009

    Coincido con su comentario. Aunque considero que hay que trabajar con las pymes que no dan cuenta de la situación. Vivo en una ciudad (Argentina – Mar del Plata) donde los empresarios son personas mayores que no se atreven a cambios ya que consideran que “así funcionan las cosas”.- El primer ejemplo lo encuentro en mi familia.- Pero, no hay que dejar omnibular por la situación. Considero que éste es el mejor momento para emprender proyectos relacionados a la comunicación. Ser optimistas y atreverse al cambio es fundamental! Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: