‘El reino de la humildad’

He leído estos días 'El reino de la humildad' de Juan Manuel Roca (Editorial Alierta), un libro corto que realmente es una fábula con moraleja en la que se defiende la idea de la humildad y el servicio aplicados a la gestión de las empresas. En este vídeo, el autor cuenta con más detalles los mensajes:

A la hora de defender la humildad, Juanma señala, por ejemplo, que ello implica el desarrollo de un liderazgo en el que:

"el propio líder se da a sus empleados en el sentido de que él mismo se ofrece y se acerca a su gente. Aparte de proporcionar unas buenas condiciones de trabajo y de carrera, el propio dirigente se abre a los profesionales con un alma receptiva y cercana; sencilla. De este modo, el principal activo que la empresa pone en manos de los empleados es el propio líder, que entiende su labor directiva como un ejercicio de absoluto sacrificio por su gente."

En esencia, la idea es que ser humilde es mejor para las personas y para las empresas. Este tipo de propuestas se podrían alinear con un management soft que es en el que . me ubico como profesional y difusor de ideas, frente al hard ( el del ordeno y mando) . El autor de 'El reino de la humildad' cita entre sus fuentes a doctos profesores como Robert Greenleaf de la Universidad de Harvard, autor de 'Servant leadership'  , con lo que su propuesta tiene avales considerables.

La aparición de libros como éste que reseño en Comublog, mi nuevo blog, tienen razón de ser, de otro lado, con la aparición y desarrollo de tecnologías participativas que se van involucrando más y más en la gestión de las empresas.  La web 2.0 derrumba el esquema del trabajo piramidal, aunque eso no signifique que desaparece, cuando además el talento tiene cada vez más importancia en las empresas porque el dominio de las tecnologías incrementa la nómina de los  trabajadores más influyentes y no fáciles de sustituir.

Sin embargo, y dicho todo lo dicho hasta ahora, nunca dejo de preguntarme si realmente el management soft tiene futuro frente al hard más allá de determinados recursos formales nunca aplicados realmente. La verdad es que me cuesta ver a un empresario medio español diciendo: "yo soy humilde y te sirvo a ti trabajador". El hecho, lamentablemente para mi, es que existen demasiadas imperfecciones como para pensar que lo suave es más eficiente y eficaz que lo duro. Probablemente sea la misión de algunos pregonarlo para que progresivamente germine un mundo diferente, que algunos dicen 'es posible'.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: