Cinco consejos para convencer a tu jefe de que abrace los social media

Jefe

En las charlas que de vez en cuando me invitan a dar, suelo encontrarme con la misma cuestión una y otra vez cuando explico de qué va o cómo evoluciona esto de los social media y su adaptación al mundo de la empresa. De forma sintética, se me han ocurrido cinco ideas que podrían ayudar en esta tarea complicada de convencer a tu jefe para que abrace la cultura 2.0.

De entrada hay que ser muy sensible al hecho de que, a), tu jefe procederá muy probablemente de una generación alejada al entorno participativo y b) que la lógica empresarial descarta cualquier cambio que pueda entenderse como radical en cuanto a modificación del modelo de gestión, porque de eso es de lo que al fin y al cabo estamos hablando. Y en fin, aquí van las cinco ideas, abiertas a ser revisadas y/o ampliadas.

  1. Es interesante, como primer paso, procurar picar la curiosidad del jefe, para lo que no hay mejor que decirle que existen otros responsables de empresa que ya están dando pasos en esto de involucrarse en los social media. En esta línea, es muy recomendable buscarle algunas entrevistas con otros iguales más avanzados para que traten el tema, gente que suele estar relacionada con empresas tecnológicas.
  2. Facilítale casos de estudio bien documentados, que los hay aunque la mayoría son anglosajones, para que se documenten bien sobre realidades analizadas desde el rigor, como los diferentes casos que empiezan a manejar ya distintas escuelas de negocio de prestigio. Es necesario, ofrecerle en ese sentido algún trabajo que tenga similitudes por sector, tipo de actividad, dimensiones de la empresa…
  3. Prepárale un informe bien elaborado en el que básicamente detectes los problemas de la empresa para relacionarlos con las soluciones que pueden aportar las nuevas herramientas de la comunicación tanto para la aportación de nuevas ideas con las que solucionar los viejos problemas como, entre otras, para potenciar tu imagen de marca.
  4. Sin duda alguna no hay jefe que se precie que no quiera ver números por delante para justificar la eficiencia de cualquier decisión. Por eso, esfuérzate en aportarles estadísticas, monitorizaciones, proyecciones de monetización de operaciones de negocio concretos…
  5. Si, como puede ocurrir, tu jefe tiene la suficiente edad como para sentirse fuera del mundo de los social media, muy seguramente tendrá hijos, hermanos, sobrinos o amigos de cualquiera de estos, que bien servirán para ilustrarle sobre la pujanza que tiene todo este mundo. Y además en casa, en un entorno más relajado.

Estas ideas no tienen porque desarrollarse en un determinado orden y, dependiendo de los casos, pueden intentar aplicarse de una forma u otra, según casos. Ahora bien, lo que sí es obvio que en este asunto de la evolución hacia la empresa 2.0, una de dos, o cuentas con un jefe abierto a estos asuntos o te tocará a tí o a alguien ayudarle a ver más claramente cómo están cambiando las cosas y los riesgos que comporta en un plazo de unos cinco a 10 años cualquier tentación de inmovilismo. ¿No te parece?

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: