Recapitulando que es para el futuro de la Comunicación Corporativa

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http2bpblogspotcomjl9ot6istemsrcmcroitniaaaaaaaabwytlmssremccws320pasadofuturojpg_zdrnjhaiixwgize

A mi cada día me gusta más vivir el ‘aquí y el ahora’, pero no dejo de reconocer la importancia de planificar el futuro, que siempre empieza con el paso que demos en este momento, en el presente por lo tanto. Así que, ahora es un momento más que adecuado para, a modo de breve esquema, incidir en temas que me parecen medulares respecto a lo que somos como disciplina y a lo que podemos ser.

1. La manera de definirnos es importante. En el mundo de la comunicación como genérico, existen varias formas de denominar el trabajo de los comunicadores dentro de las organizaciones.
2. Personalmente me da un poco igual el nombre que termine imponiéndose. Creo que la mejor alternativa es: Comunicación Corporativa, un nombre que asume la gestión de la comunicación de la empresa o institución en todas sus facetas y desde el esquema global propio de la dirección general.
3. Las Relaciones Públicas se ciñen especialmente al destacado espectro de los medios de comunicación, ahora ampliado por la incidencia de los blogs fundamentalmente.
4. Es más razonable que las Relaciones Públicas sean consideradas como una herramienta dentro de la Comunicación Corporativa antes que como un elemento del Marketing.
5. Dicho lo dicho tampoco hago yo ninguna ‘causa mayor’ del tema de la nomenclatura, sólo planteo una alternativa para aclararnos en este pequeño despropósito del nombre de nuestra actividad.
6. Sea como sea, la Comunicación Corporativa se juega su ser o no ser, su protagonismo en la medida que sea asumida como una herramienta eficiente que ayuda a alcanzar la rentabilidad de las empresas.
7. La rentabilidad del trabajo de la Comunicación Corporativa o de la Comunicación/Relaciones Públicas como subconjunto de la primera es el gran asunto pendiente.
8. Es muy conveniente avanzar en la manera de concretar y medir los resultados de nuestras actividades y las consecuencias económicas de las mismas.
9. Otra misión tan necesaria como imperiosa es incluir los medios sociales o participativos en las tareas habituales de la Comunicación Corporativa.
10. Justamente la inclusión de los blogs, podcast, redes sociales…, tanto en la línea de la generación de conocimiento como en la de dar a conocer la marca, justifican más aún la idea de que no es el Marketing el encargado de esta misión sino la Comunicación Corporativa.
11. La filosofía de la web 2.0 ( la internet participativa en la que operan los medios sociales o participativos ) varía considerablemente la manera en la que se produce el contacto permanente de la empresa como ente y la sociedad o el mercado como contexto al que se dirige.
12. Anteriormente, hasta la aparición de los blogs en el comienzo del siglo XXI, la Comunicación/Relaciones Públicas sólo ejecutaba las tareas comunicativas con una sola dirección: de la empresa a los ciudadanos/consumidores a través de los medios de comunicación.
13. La web 2.0 nos redescubre el hecho de que la comunicación como genérico tiene dos partes emisor y receptor que entran en diálogo.
14. La inclusión de los blogs, redes sociales, podcasts, etc insuflan la filosofía 2.0 a la Comunicación Corporativa, generando un nuevo marco y una nueva forma de operar que dilucidamos en estos días.
15. De forma transitoria podemos decir que parece tan lógico como necesario que se mantengan las viejas herramientas ( relación con los medios tradicionales) al tiempo que se van introduciendo las nuevas herramientas propias de la web 2.0
16. En el nuevo ámbito de la Comunicación 2.0 ( la resultante del uso de las herramientas de la web 2.0 en la Comunicación Corporativa) la figura del intermediario ( los medios de comunicación) se relativiza.
17. Los blogs ( el blogging corporativo) y demás herramientas 2.0 permiten a las empresas y demás organizaciones convertirse en una suerte de medios de comunicación.
18. Ya, antes de la revolución 2.0, era posible que la empresa fuera su propio medio de comunicación a través de las webs corporativas.
19. Pero estas webs reproducían y reproducen el esquema de medio tradicional carente de diálogo.
20. La incidencia de los blogs y redes sociales ejercen una presión sobre las organizaciones ( empresas e instituciones) que tienen que reaccionar cuanto antes mejor para adaptarse a las nuevas formas de relacionarse con el mercado/sociedad.
21. La única manera es aceptar las reglas del juego y asumir que el mundo de las webs estáticas no sirve y que, por lo tanto, no hay más remedio que entrar en la órbita de la web 2.0
22. El primer paso que tienen que dar las empresas es oír, oír que dice la blogosfera, que se opina sobre ellas en las redes sociales y luego participar.
23. Las empresas tienen que prepararse para este nuevo reto, porque la medida de sus resultados no se logrará solamente por el producto que lancen al mercado sino por la percepción que genere en el mercado y la manera en la que se interrelacione con él.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: