Ser o no ser, estar o no estar en You Tube

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http1bpblogspotcomjl9ot6istemsjw1avu5uiaaaaaaaaa6o74c5ysetvn4s320youtubejpg_fhlvjngczxtgrjq

Me habla un amigo involucrado en el mundo de la Comunicación, y singularmente también dentro del sector tecnológico, acerca del caso ‘Telecinco versus You Tube’, respecto a los derechos de autor de la cadena y la presencia de imágenes de su propiedad en el portal de vídeos propiedad de Google.

 

He de decir antes de continuar que, como muchos conocéis, trabajo para Canal Sur, la televisión autonómica andaluza. Y en mi empresa hemos decidido meses atrás tener nuestro propio canal en You Tube.

 

Dicho lo cual, me gustaría incidir en una idea: tengo la fortuna de coincidir en un mismo enfoque como profesional de la televisión y bloguero, respecto a la opción que representa el que los contenidos televisivos estén en internet.

 

Estar en internet, y singularmente en You Tube, implica desde mi punto de vista una oportunidad de ampliar tu eco como operador. Pienso que es una ventana más de promoción, pues el interés que pueda generar un vídeo en la red produce un efecto llamada hacia donde está la fuente original de ése contenido, esto es la cadena.

 

Por otro lado, tampoco podemos dejar de ver la evolución hacia una confluencia de medios tecnológicos en la que internet y la televisión, la televisión e internet, están condenadas a entenderse. No hay vuelta atrás, como tampoco hay vuelta atrás en la capacidad interactiva de los telespectadores, que sacralizará la llegada de la televisión digital terrestre. El poder del mando a distancia será mayor aún.

 

Estar hoy de manera específica en el medio internet, implica asumir las nuevas reglas del juego de la participación, lo que en momentos dados puede generar algún dolor de cabeza. Pero bien, la vida es así: no todo el mundo tiene porque quererte. Sí es lícito empresarial, profesional y personalmente optar a que sea el mayor número posible de personas las que estén contigo, o con lo que haces, que lo contrario.

 

Yo el problema de un comentario indeseado o un vídeo mal enfocado, o fuera de contexto, son asuntos que pienso hay que encarar con habilidad y sabiendo utilizar los recursos que te provee la tecnología. Al final, la mezcla que supone el conocimiento de estos recursos junto a un enfoque adaptado a los nuevos tiempos, deben dar como resultante una manera diferente de competir en el sector televisivo que está en contínuo cambio, sobre todo desde que entró en liza internet.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: