Clotilde Teson, coautora de “Shock” y directora de RRHH de Codorniú: “La comunicación personal en situaciones delicadas siempre da mejores resultados”

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http4bpblogspotcomjl9ot6istemsgjjrbbgj3iaaaaaaaaa24poqt7eeeyks320dtrarrhhcodorniujpg_lbgsydegqchqqcb

Clotilde Teson, directora de RRHH del Grupo Codorniú, es otra de las autoras de “Shock”, un libro que intenta indagar sobre las repercusiones en las organizaciones de los procesos de fusión o venta en las empresas. Sus aportaciones, explica Teson, son a título personal y no como representante de su compañía que- aclara- “no ha sufrido fusiones ni están previstas de momento”. Como en el caso de Quim Bernardo, director de Recursos Humanos de Hewlett Packard, Comucor intenta indagar con esta profesional sobre algunas claves relacionadas con la Comunicación Corporativa vista desde la perspectiva de altos directivos del área de RRHH.

-¿Qué importancia otorga al hecho de que los procesos de fusión, venta, etc que en ocasiones afecta a las empresas lleguen a oidos de la plantilla?

Toda persona involucrada en una fusión debe pensar que es prácticamente inevitable que ello no suceda. Por eso, y para evitar que sean otros los que expliquen el tema a “su” manera, el equipo responsable de la planificación de un proceso de este tipo debe tener en cuenta necesariamente la comunicación asociada al mismo. Debe liderar la comunicación para que ésta apoye y acompañe al proceso y evitar que se convierta en una comunicación “reactiva” intentando acallar, desmentir o aclarar rumores.

– ¿Cree justificado el miedo que a veces se genera en la dirección de una empresa ante el hecho de que se conozca incluso pequeños detalles de una operación de este estilo?

Creo que no es imprescindible, y tampoco necesario que todos los colectivos conozcan todos los detalles de una operación de este estilo, pues hay detalles que no aportan a la hora de aclarar y tranquilizar las preocupaciones de muchos de los colectivos afectados. No obstante, si se llegan a conocer los detalles, el miedo en la dirección no es la reacción apropiada. Se debe abordar la situación con normalidad y explicando en cada momento aquello que es conocido.

-¿Cómo encaja entonces la opción de explicar debidamente, y con datos suficientes y verdaderos, lo que está ocurriendo para, por ejemplo, evitar la rumorología interna/externa que tampoco conviene en estas situaciones?

Explicar debidamente es aportar en cada momento aquella información que ayude a las personas a entender dónde están y a analizar la situación desde su perspectiva personal de manera que puedan ser activos y actores en la medida de lo posible a la hora en tomar decisiones con respecto a su futuro. Se debe decidir qué datos es importante dar en cada momento, pero sobre todo es mucho más importante ser rigurosos en el contenido (es decir, que aquello que se explica responda una realidad contrastada, no a una realidad simplemente “tranquilizadora” que en breve puede llegar a cambiar) que en la cantidad de detalles.

-¿En la dialéctica: silencio-información, en situaciones polémicas como la ‘guerra del cava’, cómo se debe gestionar la comunicación para que el personal entienda y apoye la línea que marca la empresa?

En cualquier situación polémica que atraviese una empresa se debe mantener la misma línea de actuación que se ha venido teniendo con los empleados. Si desde la dirección se es claro, coherente y consistente en el tiempo, no es necesario hacer esfuerzos para que la comunicación que se genere sea creible, sino que esto viene dado.

-¿Qué valoración hace de los nuevos medios participativos ( blogs, wikis, foros) para la Comunicación Interna de su empresa en particular y de las empresas en general?

Creo que será un canal de relación bidireccional extraordinario, que permitirá agilizar enormemente la comunicación con las personas. No obstante, la comunicación personal en situaciones delicadas siempre da mejores resultados cuando se realiza en directo, de persona a persona. Además no debemos perder de vista que todavía existen muchos puestos de trabajo sin acceso directo a los canales electrónicos por no ser necesarios para el desempeño de la función, para los que debemos seguir trabajando modelos de comunicación directos.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: