La satisfacción completa no existe

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http4bpblogspotcomjl9ot6istemr99jyen12oiaaaaaaaaarsj0q8dv5xxkks320insatisfaccic3b3njpg_rotlicordwkafsc

En este negocio de la Comunicación se suele optar por agradar/satisfacer a las diferentes partes que concurren en un determinado proceso. El hecho más evidente de esto que digo es la publicación de noticias, con la que se quiere alcanzar el objetivo de beneficiar, lógicamente, a nuestro cliente o nuestra empresa mientras que, de otro lado, el medio que publica satisface sus expectativas en la medida que opta por una noticia en función de su línea editorial.

En la Comunicación Interna nos puede pasar algo parecido desde el momento en el que manejamos informaciones que deben procurar satisfacer dos perspectivas: la de la dirección y la de los trabajadores.

Desde mi punto de vista, la Comunicación Corporativa tiene una planificación y una ejecución armónicas en el momento que plantea el plano interno y el externo. Sin embargo, el nivel de aprovechamiento/satisfacción de los procesos comunicativos varia notablemente según circunstancias y públicos.

La gestión de las disidencias en una determinada línea de Comunicación es fundamental, ya que no todo el mundo puede estar de acuerdo con todo. Sencillamente es imposible. Esta circunstancia, evidente en cualquier esquema organizativo, adquiere especial relevancia con los medios sociales, pues son más democráticos y se basan en la libertad de opinión. Aquí el juego empieza a ser de otra manera. ¿Estamos preparados para ello?

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: