El blog para una empresa representa un ejercicio de madurez

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http2bpblogspotcomjl9ot6istemr8anhmv5dyiaaaaaaaaap8z20palxixags320madurezjpg_ljdyctgbsccfxjs

La viva opción que representa tener un blog activo palidece cuando se plantea la posibilidad de que se pueden cruzar en el camino opiniones contrarias, problemas, críticas… Eso es lo que finalmente piensa mucha gente, aunque existen razones de peso para superar esos miedos, como atinadamente se cuenta en el blog Contentious.com.

En este blog se dice que contar todo en clave positiva es como ocurre en Corea del Norte ( uno de los tres o cuatro únicos países que mantiene un régimen comunista) donde siempre ‘todo va bien a la fuerza’. Lo más natural, y a eso aprendes cuando maduras, es a comprender que esto de vivir es duro, complicado y lleno de contratiempos. Y ¿ por qué en el universo de las empresas se juega puertas adentro a convertirse en una especie de paraíso en el que sólo aflora el que todo va bien, sin problemas? ¿Es eso natural? Más bien no.

La autora de Contentious, Amy Gahran, habla de “la autenticidad y la transparencia” necesarias para un blog que tiene que ser “parte del proceso y no un producto final”, en el sentido de que la plataforma del blog debe valer para “hallar soluciones” a través de la “involucración de tu comunidad”.

Finalmente, y esto es algo de mi cosecha, tener un blog hacia dentro o hacia fuera es, para cualquier empresa u organización, un ejercicio de madurez y responsabilidad. Es la forma de aceptar que no es una estrategia inteligente hacer ver que ‘vivimos en un mundo feliz’, siempre, si no que, cuando tratamos y hablamos sobre lo que representa nuestra organización, lo hacemos desde una visión realista. Asumiríamos entonces la opción de encarar los problemas y de buscar las soluciones desde una perspectiva más amplia y con la participación de todos.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: