El cambio de paradigma de los políticamente correcto (pc) en Comunicación

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http3bpblogspotcomjl9ot6istemrvlgzzcoktiaaaaaaaaabc2mstogpg0ws2002004cambiogif_bfuxfmwegaktsie

Según he oído decir en varias ocasiones a Octavio Rojas, la meritocracia es una circunstancia o regla de juego que la web 2.0 pone en movimiento de forma inevitable. La idea un poco es que sale adelante aquel que se lo merece porque la gente lo apoya en la medida que sigue sus intervenciones en las redes sociales. Primer paso.

Segundo: el hecho de que el proceso comunicativo público amplíe su ámbito de acción hace que intervengan muchos más actores en un marco global de diálogo que hace más difícil el control. Es evidente. Hilando con el párrafo anterior: desde la perspectiva de la gestión de la Comunicación Corporativa interesa saber qué dice la red pero, sobre todo, qué dicen los líderes de opinión.

La pérdida de control es una consecuencia del nuevo status ( en construcción no nos engañemos ) que se relaciona también, como sabemos, con la aparición de la transparencia, que es la tercera clave de este puzzle. La cuarta es el cambio de paradigma de lo políticamente correcto (pc).

Lo pc está forzosamente condenado a cambiar. Si hasta ahora es normal pensar en controlar todo lo que se dice sobre nuestra empresa, la enormidad del trabajo de controlar exigirá aceptar que lo necesario es comprobar que, en líneas generales, nuestra Comunicación Corporativa se desarrolla razonablemente bien, y que la empresa progresa y gana.

La actuación del público será definitiva y marcará la pauta. A más implicación de las personas, más demanda de transparencia y menos posibilidades de control. La meritocracia, además, pondrá en su lugar al más válido (que será el más seguido ) aunque vaya en contra de los intereses de la empresa. Así se construye lo políticamente correcto ahora, paradigma de la Comunicación 2.0.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: