Cuatro niveles de Comunicación Interna

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http4bpblogspotcomjl9ot6istemrvc69gc5vgiaaaaaaaaaakvmo1lh6qzgcs200cuatrogif_ziljewanyhabihc

En la Comunicación Interna hay niveles de intensidad ( yo los he cifrado en cuatro) a la hora de desarrollarla, siguiendo lógicamente una filosofía general de la empresa que se marca desde la máxima dirección.

El primer peldaño básico es informar. Es decir, cuando se decide gestionar la Comunicación Interna, lo mínimo es informar a los componentes de la organización de actividades, iniciativas, hitos, resultados…

En segundo lugar, es necesario tener en cuenta el tono de esa información:¿siempre triunfante? Es decir, todo lo que se cuenta a través de los medios oportunos ( digitales o de papel ) ¿es siempre positivo, nunca salen mal las cosas?¿Se informa de lo que está bien, pero y de lo que va regular y necesita del apoyo de los componentes de la compañía, por ejemplo?

Un tercer aspecto es la orientación de la política de la Comunicación Interna. Esta es la perspectiva que más coquetea con la estrategia. Se trata de aceptar abiertamente que todos los miembros de la organización son importantes a la hora de lograr los objetivos previstos, lo que exige más involucración y para involucrar al personal es necesario ceder gestión de poder. Es muy importante trasladar que todos los miembros de la empresa cogen las riendas. Para ello es indispensable poner en circulación más información, y más real. Quizá la fórmula de implicación más eficaz es: ‘tenemos este problema, o este otro, ¿qué puedes hacer tú por resolverlo? Ver artículo de Barry Nelson en My Ragan.

Cuarto nivel: ya no se trata de informar, más, menos, de forma triunfal, realista… Se trata de tener los canales de comunicación abiertos y promover el diálogo permanente. Este es el salto cualitativo máximo en las actuales circunstancias en las que, poco a poco, penetran nuevas herramientas de comunicación ( medios sociales o participativos) en los que su interactividad hacen más horizontales las organizaciones. En este sentido destaco el cuadro que Claudio Bravo ha elaborado para comparar la Comunicación Interna tradicional con la 2.0.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: