La convivencia de las audiencias masivas con las nanoaudiencias

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http2bpblogspotcomjl9ot6istemrtcde5zjmmiaaaaaaaaayk3zn6b6pxrrus200complejosencillogif_ehqhbrpjbfvxepr

En el mundo de la información y la comunicación se está produciendo un claro fenómeno de convivencia de las audiencias masivas con las nanoaudiencias, sin descartar la presencia de las audiencias intermedias por supuesto. Las audiencias masivas e intermedias son, más bien, propias de los medios de comunicación de masas (los tradicionales), mientras que las nanoaudiencias son habituales en los medios sociales, si bien existen algunos tradicionales con escaso seguimiento.

Sea como fuere, podemos concluir con nitidez que en la actualidad hay espacio para todo y para todos. Las audiencias masivas de los medios de siempre son, querámoslo o no, las que marcan la pauta a nivel planetario; mientras que las nano, fruto de movimientos como el que protagonizan los blogs, encabezan un fenómeno de abajo a arriba favorecido por la tecnología que permite que (desde sólo cinco años atrás) los receptores condenados a ser únicamente tales pudieran convertirse en emisores en apenas tres minutos.

Una supuesta pelea entre los medios tradicionales de masa y los medios sociales sería una reproducción de la bíblica contienda entre David y Goliath. Sin embargo, no creo que esto se haya producido ni se producirá jamás. Los blogs, como exponente máximo de las nanoaudiencias, han dado voz a los sufridos ciudadanos de a pie, por decirlo así que, poco a poco, se van dando cuenta del valor que ello supone. Mientras tanto, los grandes medios observan la nueva dinámica y, como ya ha ocurrido, se meten en ella porque la fuerza de la corriente innovadora los podía dejar peligrosamente obsoletos.

En el contexto de la compra del Wall Street Journal (WSJ) por el magnate Rupert Murdoch, dada a conocer por la prensa española el pasado 2 de agosto, una de las múltiples informaciones aparecidas recogía declaraciones textuales del magnate australiano, que decían lo siguiente:

“Junto con los activos de News Corporation (la compañía de Murdoch ) las operaciones de The Wall Street Journal y de Dow Jones (la antigua propietaria) ganarán relevancia desde el momento en el que extendamos su inestimable información a los medios y plataformas digitales de los que disponemos en todo el mundo”.

Estas palabras señalan algo que para mi es clave: la importancia de la información relevante, que es aquella que, en un contexto u otro (con más eco o menos) es capaz de marcar pautas sociales y económicas. En ese sentido, el fenómeno de la blogosfera es fantástico puesto que ha demostrado la fuerza que genera la puesta en movimiento de la voz de los receptores, un episodio único e histórico en nuestra sociedad.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: