¿Hace falta tatuarse la marca para expresar fidelidad a la empresa?

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http4bpblogspotcomjl9ot6istemrtwdm5zjmhiaaaaaaaaax8c5vtiyrhqs320ikeajpeg_hdjegfgbhcjodgi

Cuando una persona (dicen) decide tatuarse el nombre de alguien (o de algo) es porque se siente involucrada al máximo con ella, o ello. En la foto que aparece en Comucor ( vista en el blog de la empresa de Comunicación Hill and Knowlton) descubro a un tatuado, trabajador de Ikea. El post citado especula sobre cómo lograr la máxima comunión entre la marca de la empresa y sus trabajadores (sin necesidad de que se tatúen el logo, espero).

El asunto en sí me parece un poco trivial, ya que tatuarse o no tatuarse, en este caso, no es la cuestión. Si me parece oportuno indagar sobre los medios y las estrategias para crear espíritu de equipo dentro de una organización. Esta sí que es una cuestión difícil en la que, como punto de partida fundamental, se hace necesaria la implementación de canales de Comunicación Interna y arbitrar la posibilidad de que las personas que forman parte de la organización puedan participar con sus ideas y opiniones en una dinámica propia de la era de la web 2.0.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: