La especialización: buena señal

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http2bpblogspotcomjl9ot6istemrmzk7v7wgkiaaaaaaaaarwwp22mjewyx0s200especialcostasjpg_tsdxrixxpdavcne

La evidencia más clara de que el sector de la Comunicación Corporativa crece es que cada vez se delimitan mejor sus especialidades. Antes era muy común ( y aún existen muchos casos) la existencia del ‘hombre/mujer orquesta’ que, al frente de él o ella misma, (es decir ser jefe e indio a la vez) llevaba a delante todo un departamento de Comunicación. En estos momentos la cosa ha cambiado.

No es lo mismo, por ejemplo, trabajar para la Comunicación Externa, que para la Interna. Cambian los públicos, el estilo de redacción, la perspectiva desde la que se gestiona la información y los objetivos que se persiguen. Pero además, puestos a centrarnos en la la Comunicación hacia fuera, no es igual el comunicador que trabaja para una entidad que cotiza en bolsa que el que lo hace en una ONG.

Las especialidades se están marcando día a día también por la incidencia de la tecnología. No es igual el nivel de exigencia de un gabinete de Prensa que emitía notas a través del fax, que el que ahora resulte básico (como lo es) conocer determinadas rutinas y herramientas informáticas para trabajar en una web corporativa. No olvidemos tampoco, la especificidad que supone un buen control/análisis de la información publicada, o de la monitorización de comentarios sacados en blogs.

El mercado y la sociedad se hacen cada vez más complejos. La Comunicación Corporativa intenta satisfacer todos esos cambios, lo que hace que también se desarrolle de una forma más prolija y complicada, de aquí la inevitable llegada de la especialización a la que, por otro lado, doy la bienvenida. Es señal de que avanzamos y maduramos como actividad profesional.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: