María nos pide opinión sobre cuánta información prepararle al jefe para un acto

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http2bpblogspotcomjl9ot6istemrjnu7rdlhgiaaaaaaaaaog68zbvedbjcos200carpetajpg_tjdheteweiqwdid

Este post no es realmente mío, aunque aparezca firmado por mi por defecto. Es de María, una asidua de Comucor, quien el otro día viendo por televisión la serie CSI, observó lo siguiente:

“Una asistente personal ofreció a los investigadores toda la información de que disponía para ayudar en la resolución del caso. La información era completísima. Esta asistente personal ofrecía a su jefa un dossier completo cada vez que realizaban una fiesta: nombre de cada asistente y acompañante, hora de entrada y de salida de la fiesta, último logro de este invitado (ganar una carrera, una medalla…)”.

María se plantea, ya en el día a día real, si para los casos habituales de contactos con los medios de comunicación a través de comidas (por cierto aconsejo la historia del canapero de Fabián) o actos similares, hay que dotar a nuestro jefe de un gran y detallado volumen de información, con ‘pelos y señales’ de todo el que tiene por delante. ¿Qué hacen otros profesionales en estos casos?, se pregunta y nos pregunta María.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: