El cerebro 2.0 es más rentable

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_http2bpblogspotcomjl9ot6istemrlcfwk9rw3iaaaaaaaaaqqnqulvrlbcbks200iheadvisjpg_aamjbxvagtcauig

El cerebro 2.0 es el que se desarrolla en el entorno de la sociedad del conocimiento. Es fruto o consecuencia del uso de las herramientas más señaladas de este tipo de sociedad, es decir, aquellas que demandan la participación y el diálogo como vías para el crecimiento. Indico algunas características:

  • el cerebro 2.0 se aloja en seres humanos (obvio, no es artificial) y aparece en el momento en el que las personas conectan con el mundo digital. Para obtenerlo es necesario conocer las reglas del juego de este mundo y aplicarlas. Estas normas son del estilo de, por ejemplo, si inicias un blog, enlaza. Sencillo.
  • el cerebro 2.0 amplia más sus capacidades en la medida que supera el esquema básico, de la cultura del papel, en el que un escrito es sólo uno, mientras que el hipertexto es uno y posiblemente infinitos textos más.
  • el cerebro 2.0 elige contínuamente entre cientos de miles de opciones en la búsqueda de aquellas fuentes de ideas que a priori le interesan o seducen más.
  • el cerebro 2.0 es la unidad que, posteriormente, forma parte de cerebros colectivos que son, a su vez, el caldo de cultivo necesario para generar finalmente la sociedad del conocimiento. El conocimiento o es social (de la sociedad) o no tiene sentido en la unidad personal, puesto que la sabiduría no sirve de nada si nace y muere en el mismo lugar y no se comunica.
  • el cerebro 2.0 forma parte de gente que tiene un determinado estilo de vida.
  • el cerebro 2.0 tiene un problema fundamental: puede persuadirse a sí mismo de que lo que detecta en el mundo virtual es siempre mejor que lo que existe en el mundo real.
  • y una última idea que conecta con el título de este post. Efectivamente, el cerebro 2.0 es más rentable que el ‘de toda la vida’ (permitidme) puesto que es más rico. Su riqueza nace del diálogo, de su capacidad para generar un conocimiento mayor (dos piensan más que uno) y de su habilidad para elegir y aplicar aquello que le resulta de más utilidad, como se demuestra en las prácticas en torno al software libre.

Se atreve alguien a añadir alguna otra característica del cerebro 2.0, o ¿es que no estás de acuerdo con esta definición?

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: