Si muere la comunicación…

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_httpphotos1bloggercomblogger27891989200tumbajpg_sfeyofooncnxtup

La comunicación, como capacidad humana principal y de primera magnitud equiparable al respirar o al comer, es materia que admite consideraciones desde múltiples puntos de vista: el interpersonal, de masas, en la empresa, en el ámbito no verbal…en todo. Su importancia es tal, que si muere la comunicación, pocas cosas buenas podemos pensar si llegara esa tan indeseable situación.

Si muere la comunicación, se acaba el entendimiento. Se cercena la posibilidad de aspirar a lograr objetivos conjuntos. Finalizan tareas que comenzaron y que, si muere la comunicación, les falta el alimento que las mantuvieron vivas. Si se acaba, no podemos ofrecer, seremos incapaces de plantear novedades, de convencer, de sumar, de mejorar…

Creo que no somos capaces de valorar qué ocurriría si hubiera un ‘apagón mundial’ de comunicación. Y probablemente esto es así porque el ser humano no repara en aquello que posee de forma natural y que, en el caso de la comunicación, ha sido además capaz de desarrollar a través de sus inventos.

¡Qué no muera la comunicación! ¡Que viva siempre!

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: