El error de Edelman en el caso Wal Mart: una lección sobre transparencia

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0

Ajenos por estos lares a la marcha de determinados acontecimientos, la blogosfera al ‘otro lado del charco’ evoluciona a unos niveles impensables de momento por nuestro entorno. La cuestión no es ya si estar o no estar en la blogosfera. La cuestión es, si se está (que es aconsejable), hay que cumplir determinadas reglas del juego, entre ellas la de la transparencia. Si no, ya sabes que se te echarán encima. ¡Que se lo pregunten a Richard Edelman!, por otra parte gran propulsor del diálogo a través de los medios sociales, es decir del blog principalmente.

Efectivamente,la principal firma de Public Relations independiente de los EEUU, es decir, Edelman, es ahora motivo de fuertes críticas por falta de transparencia.El motivo: que un buen día enroló a dos blogueros para llevar adelante un blog de la empresa de distribución Wal Mart que empezaba a sufrir duras críticas en la blogosfera.

La decisión de Wal Mart, asesorada por Edelman, fue buena. Entremos en el mismo campo de juego y saquemos nuestro propio blog. El error fue tratar de encubrir a dos blogueros de Edelman como si fueran de la propia Wal Mart. El encubrimiento se descubrió. Las críticas le han llovido a Edelman que ha salido adelante con el reconocimiento de su error:

I want to acknowledge our error in failing to be transparent about the identity of the two bloggers from the outset. This is 100% our responsibility and our error; not the client’s.

Constantin Basturea realiza un más que pormenorizado seguimiento de lo ocurrido. Merece la pena leerlo. Es un magnífico ejemplo a tener en cuenta para cuando se extienda en este país la práctica del blog corporativo.

Mi punto de vista es que el caso Wal Mart-Edelman es ya una lección aprendida, y referencia para muchos. Los comportamientos éticos adecuados en la blogosfera son importantísimos. Tomemos buena nota y pasemos página. No insistamos en una especie de juicio sumarísimo permanente.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: