Ceder control

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0

Ceder control. Esa es la clave. Perder poder. Ese es el temor. Cuando el blog abre la posibilidad del diálogo, la dirección de las organizaciones creen que con él se pierde control y se hace más difícil ejercer el poder. Este punto de vista es, para mi, bastante comprensible. Lo avalan y lo justifican cientos y cientos de años de historia.

Frente a esta idea, plantear como alternativa la conversación a través de instrumentos como el blog, se hace un poco cuesta arriba. Es muy comprensible también. No obstante, razonar esta opción es bien fácil, pero desde el punto de vista teórico (faltan casos y años de uso para constatar resultados). Normalmente se dice: gracias a la conversación conocerás mejor qué opinan tus clientes (blog externo)y podrás motivar a la gente de tu empresa (blog interno).

Pero el escollo, visto desde la perspectiva de la dirección, es numérico, si se me apura. “Yo (puede decir un consejero delegado) manejo mejor mi empresa si la gestión pasa, sólo, por mi equipo directivo, ¿a qué voy a introducir los 500 trabajadores de mi plantilla para que opinen?”. Sin duda el reto es mayor, pero aumenta la riqueza de las ideas. La solución, desde mi punto, se llama moderación en el diálogo y coordinación en la aplicación de las ideas.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: