Liderazgo sin miedo

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_httpphotos1bloggercomblogger27891989200adelelynngif_wuicsnvgcwmwowj

Hace unas semanas lei una entrevista que, en La Gaceta de los Negocios, le hicieron a Adele Lynn, una autora desconocida para mí hasta ese momento. La denominaba Juanma Roca, el periodista que la interrogó, ‘el alter ego’ de Daniel Goleman.

De su respuestas destaco una que considero ilustrativa acerca de una forma de pensar y de un estilo de liderar:

“Los líderes pueden dirigir a través del miedo y les puede ir bien y, de hecho, aumentan la productividad a corto. Pero los costes a largo de dirigir de este modo son alarmantes. Primero, el miedo coarta la creatividad y anula la capacidad de la gente de asumir riesgos. Segundo, destruye la lealtad y la confianza, que lleva a que los empleados se encierren en sí mismos. Tercero, el miedo acaba con la energía de los empleados y provoca estrés. Y cuarto, el líder que gobierna con miedo nunca tendrá vacaciones, porque no habrá creado un equipo en el que pueda delegar.”

Una idea más, ésta de mi cosecha, para terminar: es imposible que las relaciones de poder no evolucionen, como tantas otras cosas lo han hecho. En la Edad Media el feudalismo era el modo de producir que causaba estragos hasta matar si fuera necesario; en la Revolución Industrial, el trabajo era muy duro (de hasta 16 horas diarias) y no había condenas a muerte en el terreno laboral, o no nuchas, pero las relaciones eran terribles. En la revolución tecnológica de la información, las personas están avanzando y adquieren una cuota de poder; en este contexto nace el respeto y los humanos buscamos nuevas alternativas, más humanas, para llevar a cabo nuestras distintas responsabilidades.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: