La tecnología también discrimina a la Comunicación

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
  • Media_httpphotos1bloggercomblogger27891989200laberintodecoloresjpg_tjjwcgpfvserzth

    A pesar de que las últimas tecnologías nos han permitido acceder a un escenario global inimaginable 25 años atrás, también es verdad que estas mismas tecnologías han creado comunidades que, hasta cierto punto, carecen de conectividad lo que provoca discriminaciones (no pretendidas, muy seguramente) en el proceso comunicativo. Las máquinas y sus softwares han fijado varias ideas que explican situaciones novedosas. Veamos algunos detalles:

    1:El primer aspecto limitador es el poder adquisitivo. Si bien los costes tienen tendencia a bajar con las nuevas herramientas, no es menos cierto que ‘estar a la última’, requiere un nivel de inversión considerable, dada la alta rotación de los productos. Esto es así al nivel del usuario occidental, no digamos en lo que respecta al usuario de los países pobres…

    2:Los usuarios de las tecnologías se distribuyen en comunidades, como apunto más arriba, aunque de forma involuntaria y sólo como consecuencia del uso de unas máquinas y unos programas concretos en detrimento de otros. Hace 25 años, aproximadamente, había muy pocas comunidades, puesto que eran pocos los medios (radio, tv y periódicos), a los que habría que sumarles la gente que creaba la comunidad de los ‘lectores de libros’. En esta época, la interactividad era cercana a cero.

    3:Hoy día las comunidades han crecido y se han multiplicado como las setas, dado que la técnica ha mejorado y los medios se han incrementado y se han sofisticado. Esta sofisticación viene derivada de la complejidad de los usos.

    4:La mayor o menor complejidad de los aparatos y sus softwares determina, por simplificar, dos categorias de usuarios: los normales y los superusuarios.

    5:La denominada brecha digital, o tecnológica, es más que evidente entre los países pobres y los mínimamente desarrollados. Esa fractura , a nivel personal, se detecta también entre los introducidos y los no introducidos de las sociedades occidentales, es decir, entre los versados en la materia y los analfabetos digitales.

    6:El uso de los instrumentos utilizados, y con ello volvemos en cierta medida al principio, determinan la creación de una comunidad u otra. Hace 25 años eran muy pocas. Ahora son bastantes más. Ahora, en contra de lo que pasaba entonces, la interactividad ha crecido notablemente.

    7:Dentro de internet, para no irnos muy lejos, las comunidades se podrían concretar, por ejemplo, entre los miembros de la blogosfera, los partidarios de interactuar en foros, o los que gustan de navegar por webs ‘más tradicionales’…

    8:Fuera del mundo en red, los teléfonos móviles, las Pdas, la televisión analógica o la digital, la digital terrestre, el satélite… conforman otras comunidades.

    9:Ni que decir tiene que los escalafones están también ahí. De tal suerte que un bloguero/blogger puede tener un perfil muy básico (emite posts con más o menos fortuna, y poco más) mientras que otro implementa en su sitio, casi cada mes, una utilidad nueva.

    10:Es muy común encontrar al usuario multimedia, es decir, aquel que domina varias tecnologías, si bien es sumamente complicado que esté a ‘la última’ en todo. Ese status updated está reservado, digámoslo así, para un club muy selecto.

    11:Las comunidades se caracterizan por tener códigos, lenguajes, costumbres… diferentes, lo que hace que, entre ellas, la comunicación sea complicada. Realmente se trata de planos paralelos que casi nunca se juntan. Tienen inercias propias, vidas separadas.

    12:Finalmente podemos inferir que, dentro del entorno tecnológico de nuestros días, existe una comunidad grande y global, cuyos componente son los usuarios multimedia más básicos (navegan por internet, ponen correos electrónicos, ven televisión, quizás leen el periódico y oyen la radio en el coche…).

    13:Por debajo de esta gran comunidad se situa el umbral del analfabetismo digital. Por encima comienza la especialización y, por tanto, la atomización de los usuarios dispuestos en muchas comunidades tecnológicas. En la medida que la especilización se convierte en un factor más y más crítico, la comunicación entre comunidades se hace cada vez más difícil.

    14:Esta situación general descrita, podemos añadir como última idea, no es ni buena ni mala. Simplemente es.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: