Comunicador = dinamizador

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_httpphotos1bloggercomblogger27891989320estatuajpg_lqkftgjzyolysba

Desde la óptica de la Comunicación Corporativa, el comunicador es un dinamizador. Las principales misiones del comunicador son promover la información y estimular la comunicación. Esta forma de actuar tiene sus características específicas en la Comunicación Interna y en la Externa.

En lo que se refiere a la Comunicación Interna, la idea de activar las informaciones y facilitar la comunicación tiene como objetivo la promoción y, posteriormente, la consolidación de la cultura coporativa de la empresa, esto es: de ese código escrito, o no, en el que se aclara la forma particular de hacer las cosas de la empresa; un estilo que viene avalado por la experiencia acumulada con el paso del tiempo.

La política de estimular la comunicación persigue, si miramos más el detalle, que los distintos departamentos de la empresa informen, se expresen, digan a qué se dedican, se den a conocer… Eso es en primera instancia. En segunda, la aportación de información se ha de orientar hacia la solución de los problemas y la mejora de los procesos.

En cuanto a la Comunicación Externa, movilizar la información tiene como objetivo llegar al mercado/sociedad a través del diálogo como modus operandi a conquistar progresivamente(puesto que en nuestros días el diálogo es más un deseo que una realidad). Dirigirse al entorno implica que la empresa diga quién es y a qué se dedica. Además a ésta, preguntar a los clientes/consumidores, le facilitará conocer qué opinión les merece lo que fabrica. A la empresa, la opción de dialogar le permitirá obtener ideas, propuestas y captar sensaciones para seguir mejorando.

La promoción de la comunicación es misión de la Dirección de Comunicación Corporativa, pero no sólo de ella. Es tarea de todos los componentes de la empresa. La gente de la Comunicación dilucidará las estrategias y las aplicarán (qué mensajes, cuando y por qué canales).

Finalmente, lo interesante a estas alturas es apreciar que, cuanta más información haya en danza, más posibilidades tendrá la empresa de conectar con las personas (los empleados, los clientes, las instituciones, los proveedores…) y de esa forma será más fácil unificar criterios sólidos y estables para avanzar y mejorar. Esta sería la apuesta de la Comunicación Corporativa para la empresa de hoy. Representa una fórmula para romper las inercias de organizaciones demasiado opacas que pierden el pulso con las tendencias que hoy marcan las nuevas tecnologías.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: