Opacidad versus transparencia

Por 0 Sin etiquetas Permalink 0
Media_httpphotos1bloggercomblogger27891989200murallasalbaycinjpg_jlnrvdanpgbjsaj

De un tiempo a esta parte, todos oímos que en la empresa hay que comunicar con transparencia. Que hay que tener en cuenta las ideas de los miembros de la organización, como condición necesaria, y no sabemos si suficiente, para construir la Sociedad del Conocimiento. Además los blogs corporativos deben, por definición, abrirse a la opinión descarnada de los clientes y de la sociedad en general…

Toda esta serie de afirmaciones se oyen un día sí y otro también. Están de moda. Forman parte de la literatura del Management más reputado. Sin embargo, estas propuestas chocan de bruces contra la dura realidad: organigramas terriblemente piramidales, gestión del poder basada en el ‘ordeno y mando’…

Existen, desde mi punto de vista, dos razones obvias que justifican las nuevas ideas de transparencia y demás: el uso de la tecnología que facilita ampliamente la interactividad y, de otra parte, la mayor preparación de los profesionales y consumidores.

El panorama descrito nos fuerza a movernos en una dinámiica entre el deseo (las ideas de nuevo cuño) y la realidad (la repetición de viejos esquemas de gestión empresarial). ¿Qué está pasando? ¿Algún día la sinceridad y la apertura se impondrán en las empresas a la ocultación y la opacidad? Y lo último: ¿es más rentable la sinceridad que la opacidad?

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: